I CONGRESO INTERNACIONAL DE RELIGIÓN Y GÉNERO. Teología feminista. Cuerpo, territorio y movimientos sociales

Los días 24, 25, 26 y 27 de agosto recién pasado, en la Universidad Nacional Mayor San Marcos en Lima, Perú; tuvo lugar el Primer Encuentro Internacional de Género y Religión, desde la teología feminista, la excelente organización estuvo a cargo del Colectivo de teólogas feministas del Perú – COTEFEP; Facultad de teología y religión – AETE; Católicas por el derecho a decidir – Perú en conjunto con la Escuela de economía social, solidaria y popular de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Nacional Mayor San Marcos y el Programa de género de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Nacional Mayor San Marcos; con el apoyo de mission 21 – Basilea. La invitación fue a trabajar en tres ejes: cuerpo, territorio y movimientos sociales.

La asistencia al evento promedió las 100 personas, en su mayoría la participación fue de mujeres de distintas edades que llegaban de comunidades de fe, integrantes de Iglesias, instituciones teológicas y de trabajo social, activistas feministas y defensoras de derechos humanos, estudiantes y docentes. Desde la Mesa chilena copartes de mission 21, viajaron Daniela Leyton de SEDEC – IMECH de Concepción y Soledad Acevedo del Colectivo Con-spirando de Santiago, representando a la mesa.

Importante fue la invitación a las y los asistentes a revincular la teología feminista con la práctica, como fue en su orígen, desde posturas de crítica y propuesta a las corrientes teológicas hegemónicas y una ampliación de la naciente teología de la liberación, para plantearse desde las mujeres. Conectar la experiencia al contexto  y a las personas es la prioridad en la acción para una real transformación.

La confluencia de mujeres –fue otro de los puntos relevantes en este encuentro- mujeres que trabajamos desde distintas áreas pero por un mismo objetivo: derribar el patriarcado y transformar la sociedad, ayudó a enriquecer aun mas el intercambio de reflexiones, prácticas, aprendizajes y desafíos. La riqueza que han alcanzado países como Bolivia y Perú en el intercambio con las mujeres de los pueblos originarios es sin duda, un desafío para otros países de la región para incorporar en sus propuestas no solo esta otra cosmovisión, sino que la voz de las propias mujeres indígenas.

Por último, estos espacios siempre son fuente para generar vínculos y articulaciones para ampliar estrategias, de parte de quienes participaron se sugirió provocar espacios de diálogo para trabajar en estrategias conjuntas regionalmente.

El evento contó con la participación de invitadas internacionales, como fue el caso de Nancy Cardoso (Brasil) y Sofía Chipana (Bolivia), quienes fueron parte de las ponencias magistrales y el desarrollo de su propuesta en talleres. También participaron del panel durante los cuatro días, Rocío Silva- Santiesteban (Periodista y poeta, Perú), Luzmila Quezada (pastora y teóloga CTF del Perú); María Emma Mannarelli (escritora e historiado femista, Perú), Gaby Cevasco (Casa Flora Tristán), Sandra Lassak (teóloga alemana CTF del Perú), entre otras/os panelistas de reconocida trayectoria en el ámbito teológico y de trabajo con grupos.

El segundo día del encuentro se realizó un emotivo reconocimiento al trabajo y aporte de Rosa Dominga Trapasso, monja de la orden Maryknoll, fundadora del movimiento El Pozo y una de las pioneras de esta corriente en el Perú desde 1954.

La iniciativa de los testimonios, al iniciar cada día el programa, como fuente de motivación relacionados con las vivencias de la lucha en los espacios de cada una, fueron espacios de impacto y de buena acogida por parte de las y los asistentes al evento.

 

 

 

 

Se han cerrado los comentarios