Equinoccio de Otoño “volando con la imaginación”

musgo_02

Aliwen (arbol nativo)

Me refugiaré entre los árboles más antiguos y hablaré con la neblina, Su paso visible e invisible tienen la imagen de lo sagrado de mi pueblo. Me refugiaré entre las flores de la montaña, cortaré el lejano sueño y despejaré mi pensamiento con hojas de maqui.

~M. Isabel Lara Millapán, poetisa mapuche

Profundizando…

Meditación: Volando con la Imaginación

Nuestro sentido del “arriba” y el “abajo” es un código cultural ejercitado por millones de años dándonos la idea de que las estrellas, el cielo y Dios están “arriba” y la Tierra está “abajo”. Muchas generaciones de seres humanos pensaron en la Tierra como un lugar fijo al centro del universo sobre la cual los cielos giraban. Estos puntos de vista articulan simplemente la orientación implícita de todos los primates… ¿Qué hacemos hoy entonces cuando nuestro conocimiento trasciende las suposiciones que estaban metidas en nuestro código genético y cultural con relación al “arriba”? ¿Cómo nos orientamos en un universo en el cual nuestra Tierra redonda está girando alrededor del Sol, y donde el Sol es una estrella similar a otros trescientos millones de estrellas en la Vía Láctea, y que la idea de “arriba” que podemos experimentar en la Tierra no tiene nada que ver con las dinámicas de la galaxia y el cómo ésta hace girar a sus estrellas en sus grandes órbitas?

~Brian Swimme

Con estas ideas dando vuelta en su imaginación, vaya afuera en una noche estrellada (ojalá sin luna) llevando una manta o un saco de dormir. Busque un lugar apropiado y tiéndase de espaldas. Cierre sus ojos por un rato e imagine a la Tierra flotando en el espacio. Con los ojos de su mente veáse a usted mism@ en el lugar donde se encuentra y en lugar de imaginarse como siempre en la parte de “arriba” del planeta trate de arreglar esta imagen en su mente para pensar que usted se encuentra en la parte de “abajo” del planeta Tierra.

Cuando tenga la sensación real de estar “abajo” del planeta abra sus ojos y mire hacia abajo, hacia el vasto espacio del cielo nocturno. Trate de experimentar a todas esas estrellas debajo de usted muy lejos abajo en la distancia. A la vez sea consciente del increíble sentimiento que acompaña a esta experiencia al darse cuenta que usted no está cayendo al vacío. Todo lo contrario, usted está flotando, suspendid@ allí como amarrad@ a la Tierra, contemplando a la gran bóveda celeste.

Si no lograra entrar en esta experiencia, dese tiempo y trate de nuevo. Permita que su imaginación re-ordene las cosas para usted. Goce de este momento y agradezca a la Tierra por la seguridad de su abrazo protector, por la maravilla del cielo estrellado y las posibilidades que le ofrece su imaginación.

~Adaptado por Maruja González

7940552212_2592904f94_b 320618_6RGQX2TZ5TSL24WCNB2AZY2GEIRQBE_dcam7897_H194505_L lluvia10

Se han cerrado los comentarios